Cómo fueron los últimos días de David Bowie
Cómo fueron los últimos días de David Bowie

Cómo fueron los últimos días de David Bowie

en Cultura el

Ayer todos nos despertábamos frotándonos los ojos con la noticia de David Bowie: “no puede ser verdad, esto es una broma”. Recuerdo lo primero que me dijo Leo Lambertini en Telegram: “¿pero se sabía que estaba enfermo?”. Eso mismo me preguntaba yo, y eso que él es fan del artista británico, así que me sentí menos idiota de que la noticia me tomara por sorpresa.

Poco a poco comenzamos a conocer algunos detalles de su batalla contra el cáncer, algo que llevó con tanto secretismo como otros proyectos artísticos de su pasado. Lo realmente impresionante es que Bowie supo convertir su muerte en algo artístico, una especie de legado o despedida con el planeta Tierra.

Durante la preparación del musical ‘Lazarus’ (se estrenó el 7 de diciembre en Broadway), Bowie le confesó su secreto mejor guardado al director del montaje, Ivo van Hove: “me dijo que no siempre podría estar presente en el proyecto, ya que sufría una enfermedad. Me dijo que tenía cáncer de hígado”. Van Hove afirma que ni el reparto ni el resto de músicos que grabaron ‘Blackstar’ conocían el estado de salud del cantante, un disco que salió a la luz el pasado 8 de enero (el día que Bowie cumplía 69 años).

Sólo las personas más cercanas a Bowie sabían por lo que estaba pasando. Wendy Leigh (autora de una biografía sobre Bowie que se publicó en 2014), ha contado a la BBC que llegó a sufrir hasta seis ataques al corazón en los últimos años. Como sabrán, el primer “susto cardíaco” que sufrió el cantante fue en 2004, tras un concierto en Alemania (dentro de la gira ‘Reality’).

Van Hove deja muy clara una cosa que pensamos todos: “se podría decir que estaba escribiendo en su lecho de muerte. Luchó y continuó trabajando como un león durante este periodo”. Y esto es lo que realmente tenemos que agradecer. En mi mente, imagino que se pintó algo parecido a lo siguiente: “señor Bowie, le quedan X meses de vida” y parece que el artista puso todo su empeño para dejar un fin impresionante.

Si no han escuchado ‘Blackstar’ deberían hacerlo, es un disco impresionante, y que cobra mucho más valor después de conocer todo esto. Les dejo con la última foto de Bowie, toda una lección: “hay que irse de este planeta sonriendo” (o mejor dicho: “hay que despedirse siempre con una sonrisa”).

tumblr_o0ssqhv5xV1qck0aeo1_1280

// Fuente: NME