¿Por qué el cuerpo humano es asimétrico?
¿Por qué somos asimétricos?

¿Por qué somos asimétricos?

en Ciencia el

Por más que a muchos nos encante que las cosas sean perfectamente simétricas, y que a veces pensemos que esta simetría es sinónimo de belleza, la asimetría abunda y es importante. A primera vista, el cuerpo humano parece totalmente simétrico, pero debajo de la superficie es obvio que no es así. Por ejemplo, cuando probamos la simetría perfecta en el rostro de alguien, las cosas se ven un tanto extrañas.

Monroe-2

La cosa se vuelve más obvia cuando se trata de nuestros órganos internos. No están distribuidos simétricamente en nuestra caja torácica, ni siquiera cuando se trata de los órganos que tienen par. Por ejemplo, el pulmón derecho (con tres lóbulos) no es igual al izquierdo (con dos lóbulos). Todavía más, muchísimas de las moléculas que nos componen (proteínas, carbohidratos, nucleótidos) son asimétricas.

¿Por qué sucede esto? Hay una teoría que observa que cuando un embrión se está desarrollando, posee una células ciliadas que empujan el líquido del embrión en una misma dirección. Este flujo provoca que de un lado se fabriquen cierto tipo de proteínas, haciendo el embrión químicamente distinto en ambos lados, aunque a primera vista se vea simétrico.

Esta teoría está lejos de ser perfecta, pues en los embriones de cerdos (que tampoco son simétricos) no se encuentran estas células ciliadas. Lo cierto es que, desde nuestra concepción, nuestras células son asimétricas.