Este es el experimento más largo del mundo
El experimento más largo del mundo no terminará hasta el 2100

El experimento más largo del mundo no terminará hasta el 2100

en Ciencia el

La idea era averiguar qué tan resistentes son las semillas de diversas especies de plantas. Antes no había pesticidas, y librarse de las malas hierbas en los campos de cultivo era una pesadilla. Por ello, en 1879, el Dr. William James Beal enterró 20 botellas en un lugar secreto de Michigan State University. En aquellas botellas había semillas y un poco de arena húmeda, las enterró con el cuello inclinado hacia abajo para que no acumularan agua. No se imaginó que aquel se convertiría en el experimento más largo de todos.

Una por una, las botellas iban desenterrándose cada cinco años. Las semillas se sembraban y se analizaba cuántas germinaban y qué especies de hierbas crecían. En 1920, cuatro años antes de que el Doctor Beal muriera, su reemplazo como líder del experimento decidió que era hora de extender un poco más la espera, porque los resultados se habían estabilizado. Comenzaron a desenterrarse cada diez años, y ahora se excavan cada veinte.

beal-classroom_custom-76b84bda1041eed6ef7ed7cc0b8826d1403789b8-s800-c85

Dr. William James Beal (centro, de pie)

El año 2000 se desenterró la botella número quince del experimento del Dr. William James Beal. La excavación se realizó durante la noche, el Dr. Frank Telewski (curador actual del jardín botánico) advierte que no se revela en qué sitio están las botellas. Obviamente, no quieren que ningún aficionado decida llevarse un “souvenir“.

“En 1980, era un estudiante de fisiología vegetal, y aprendimos acerca de este experimento… no tenía idea de que yo sería la persona que desenterraría la siguiente botella.”

De las 23 especies de plantas que hay en las botellas, la campeona hasta ahora es Verbascum blattaria, una hierba de flores amarillas. Las quince ocasiones ha germinado. En 2000, de 50 semillas crecieron 23. El segundo lugar se lo llevó Malva rotundifolia, con solo una semilla germinando en la siembra más reciente.

Ahora queda esperar para ver qué pasa en las siguientes siembras. ¿Qué tal si una semilla que lleva décadas sin germinar de repente “despierta”? ¿Cómo serán genéticamente distintas las plantas de un siglo atrás a las de hoy?