Científicos consiguen imprimir tejidos humanos en 3D
Científicos consiguen imprimir tejidos humanos en 3D

Científicos consiguen imprimir tejidos humanos en 3D

en Ciencia el

Muchísimas personas mueren cada año esperando un órgano para trasplante. Imagina cuántas vidas podrían salvarse si usáramos la tecnología de la impresión 3D para imprimir tejidos y órganos completos. ¡Sería completamente genial! Desafortunadamente, es mucho más fácil decirlo que hacerlo, y aunque la idea parece simple, lograrlo no lo es. Pero las posibilidades de conseguirlo algún día se ven bastante prometedoras.

Después de 10 años de trabajo, un equipo de investigadores de Wake Forest Institute for Regenerative Medicine han perfeccionado un método para imprimir tejidos “simples” como cartílago, músculo y hasta fragmentos óseos. Se han logrado superar dos de los obstáculos más complicados a la hora de imprimir tejido: manufacturar piezas con una estructura estable y mantenerlas vivas lo suficiente para transplantarlas.

“Este proceso permite que los tejidos que imprimimos mantengan la integridad estructural necesaria para ser implantados dentro del cuerpo.”

Imprimir tejidos es mucho más que crear un “cartucho” de células para con ellas manufacturar todo tipo de estructuras. Se requirió desarrollar un plástico biodegradable con el que se da soporte al tejido (y se desintegraría una vez que este esté implantado en el cuerpo), un gel que contiene las células que se seguirán desarrollando y una estructura temporal que permite que el tejido mantenga su forma durante la impresión.

gallery-1455548588-jaw

La clave para lograr que el tejido impreso se mantuviera con vida para poder transplantarse fue crear unos micro canales en la estructura, para que el oxígeno y los nutrientes puedan difundirse a través de todo el tejido. Se ha probado implantar los tejidos en ratones, y se observó que el cuerpo del animal empieza a desarrollar vasos sanguíneos y nervios en el transplante.

El siguiente paso es hacer análisis para asegurar que esta técnica sea segura para realizar transplantes en humanos. Definitivamente, una razón más para emocionarnos con la tecnología de la impresión en 3D.

// Fuente: Popular Mechanics