Nahum Mantra: la soledad del artista espacial
La soledad del artista espacial, una conversación con Nahum Mantra

La soledad del artista espacial, una conversación con Nahum Mantra

en Arte el

Nahum Mantra es (actualmente) el líder espacial del año a nivel global. Fue elegido por la Federación Internacional de  Astronáutica, gracias a sus contribuciones a la exploración del espacio exterior. Me llama mucho la atención como un artista mexicano logró semejante condecoración y por ese motivo le pido que me conceda una entrevista.

Le pregunto acerca de la soledad de las ideas. En mi experiencia, cuando algo aún no existe, es muy complejo transmitir ese concepto.

Un artista está más solo cuando es un artista espacial. No te entienden ni en el mundo del arte ni en el mundo espacial, ya que eres un híbrido. Sin embargo, esto no es nada nuevo. En la historia ves que muchos escritores le han dedicado textos al espacio, incluso en el arte más tradicional siempre ha existido inspiración en el espacio exterior. Lo que es interesante es como siendo artista puedes participar en proyectos reales, interviniendo y apropiándote de cohetes, naves espaciales y de toda esta tecnología que sirve para entendernos mejor. Así conocemos mejor la Tierra y haremos mejor uso de este lugar. Todo el trabajo que se está haciendo hoy en el espacio debería tener una visión cultural más amplia, ahí es donde inicia el trabajo de un artista espacial.

Una de las obras más complejas y reconocidas de este artista es “La gravedad de los asuntos”, proyecto que consiste en la generación de 9 piezas hechas por 9 artistas mexicanos, quienes tuvieron la oportunidad de construirlas en gravedad cero en Rusia. Al respecto Nahum nos explica:

‘La gravedad de los asuntos’ es un proyecto muy grande, que se ejecutó hace año y medio que consiste en reflexionar en las poéticas de la gravedad. ¿Cuál es nuestra relación personal con la gravedad? Todo se nos cae, satanizamos toda relación con la caída y siempre aspiramos a lo opuesto: la levitación, el flotar. El objetivo era entonces entender estas relaciones a través de una misión espacial. Juntamos a 9 artistas mexicanos e iniciamos en el centro de entrenamiento Yuri Gagarin, en Rusia. Allí estuvimos a bordo de un vuelo parabólico,  un avión que vuela muy alto cae en picado, perdiendo la gravedad adentro. Los artistas que me acompañaron fueron: Ale de la Puente, Arcángelo  Constantini, Gilberto Esparza, Ivan Puig, Juan José Díaz Infante, Marcela Armas y Tania Candiani. Todos ellos tienen diferentes disciplinas y la idea es que hubieran el mayor número de puntos de vista posibles. La exposición de la obra estará en Guadalajara durante el mes de Septiembre.

ivan1

Cuéntanos de tu experiencia con la gravedad cero en el momento de montar una obra:

Es algo muy muy extraño, es rarísimo. Pierdes todo tu peso, tus líquidos internos flotan, todos los hombres nos mareamos, incluyendo a los cosmonautas dentro del avión. Las mujeres no tienen ningún problema. Las mujeres se lo pasan mejor en el espacio exterior y ese es otro tema (ya que no hay demasiadas mujeres en la carrera espacial). A veces, los artistas también tenemos la libertad de señalar estos temas incómodos.

ivan3

¿Cómo sucede esta locura de que tengas fondos gubernamentales (como los del Conaculta) para financiar gravitación cero en Rusia?

Fueron dos años de trabajar en tres temas distintos. Primero la negociación con Rusia, porque lamentablemente a la mitad del proceso se viene un conflicto con Ucrania y toda una situación internacional que afectó al proyecto en algún momento. Después la búsqueda de financiación. ¿Cómo justificas con las instancias públicas “quiero hacer una misión espacial y soy artista”? ¡Uff! Te enfrentas  a un problema de comunicación bien grande y al final te apoyan los que tienen el mismo sentido de aventura que tú. Por cada “sí” tienes veinte “noes”. Y de la cultura del no, me parece que en algún punto es como si los dejarán de escuchar. 

Yo ya no tengo escrúpulos para pedir ayuda, constantemente necesito ayuda en mi vida. También te das cuenta de que a la gente le gusta ayudar, entonces así lo logramos. También pasamos el sombrero con los amigos. Es impresionante que así puedes financiar una misión espacial, hablándole a los amigos, a tu compañero que le está yendo bien. A aquel familiar, pidiendo un préstamo al banco. Metiéndote en problemas, pero solo así hay aventura y se pueden hacer estas cosas.

Nahum Mantra es uno de los curadores del espacio cultural del Congreso Internacional Astronáutico que se celebrará el 26 de septiembre en Guadalajara. Él, junto con Nelly Ben Hayoun, estará a cargo de la recepción de artículos para discusión la práctica del arte contemporáneo y el espacio exterior en: ‘Un enfoque multidisciplinario así como la Cultura espacial: El papel de la sociedad y su involucramiento a través de la cultura’.

Si quieres tener la oportunidad de presentar tus ideas a la comunidad espacial es muy fácil, escoge un tópico y envíalo en esta página web. Si tu propuesta es seleccionada, podrás debatir tus ideas con las mentes brillantes dedicadas al espacio exterior.