Por qué existen los años bisiestos
Por qué existen los años bisiestos

Por qué existen los años bisiestos

en Ciencia el

Si no lo sabías, Facebook te lo recordó. Este año tiene un “día de más” y ese día es hoy. ¡Feliz 29 de febrero! Cada cierto tiempo, en lugar de que nuestro calendario tenga 365 días, tiene 366. El día extra se coloca al final del mes más corto del año. ¿Alguna vez te has preguntado cómo surgieron los años bisiestos? ¿Es de regla que cada cuatro años tenemos que agregar un día?

Para entender un poco más sobre los años bisiestos debemos saber qué es un año y un día, en términos astronómicos. Un año es el tiempo en el que la Tierra gira alrededor del Sol. Por otro lado, el día se define como el tiempo en el que la Tierra gira sobre su propio eje. Sería genial que el un año equivaliera a cierto número exacto de días… pero, lamentablemente, a nuestro Sistema Solar no le importa la exactitud de nuestro calendario. Un año equivale a 365.2425 días.

Julio César quiso arreglar las cosas con su calendario juliano, agregando un día extra cada cuatro años. Si el año hubiera equivalido a 365.25 exactamente esto hubiera sido el fin de la historia, pero ya dijimos que no es así. Cada año quedaba un desfase de aproximadamente 10 minutos. ¿Te parece poco? Cada 400 años había un desfase de 3 días.

Ahora, con el calendario gregoriano, la regla es la siguiente:

Un año es bisiesto si y solo si es divisible entre 4, excepto si es divisible entre 100 pero no entre 400.

Si quieres aprender un poco más sobre los años bisiestos y su historia, los chicos de SciShow nos lo explican en este video: