WhatsApp, el app multiplataforma de mensajería instantánea y que ha estado bajo las luminarias en las últimas semanas, ha salido a defender lo robusto de su seguridad. Esto, después de que un especialista en el mismo tema, la cuestionó en los pasados días. 

En un corto, pero bien detallado reporte, el consultor Bas Bosschert explicó cómo las conversaciones de los usuarios en WhatsApp pueden ser vistas por casi cualquier persona que tenga acceso al terminal – ya que dichas conversaciones son almacenadas en la microSD. Ante tales acusaciones, WhatsApp decidió contestar lo siguiente:

Estamos enterados de los reportes que apuntan a ‘un problema de seguridad’. Desafortunadamente, el reporte no pinta una imagen exacta y es exagerado. Bajo circunstancias normales, la información en la microSD no está expuesta. Pero si el dispositivo en cuestión tiene malware o virus, el teléfono estará en riesgo. Como siempre, recomendamos que los usuarios de WhatsApp actualicen sus terminales para tener los últimos arreglos de seguridad y recomendamos que descarguen software confiable. La versión actual de WhatsApp en la Play Store fue actualizada para aumentar la seguridad en contra de aplicaciones maliciosas.

Como pueden ver, WhatsApp confirma algo que se sabe desde hace mucho tiempo: las conversaciones sí pueden ser interceptadas, y Android es un imán de malware – un estudio sugirió que la plataforma de Google fue objetivo del 98% del malware en el 2013. Reportes indicando que WhatsApp no es seguro no son cosa nueva, pero ahora que el app pasó a ser propiedad de Facebook, WhatsApp está bajo la lupa de muchas más personas.

Vía: TC