De acuerdo con Palmer Luckey y Nate Mitchell, fundadores del Oculus Rift, la versión final de su producto se venderá “tan barato como sea posible”. 

El modelo final de Oculus Rift llegará a las tiendas con un precio que oscila entre los 200 y 400 dólares. Éste aproximado depende de varios factores que aún no se han determinado, como los componentes finales y negociaciones empresariales.

Aunque todo está ‘casi’ listo aún no se han atrevido a revelar una fecha de lanzamiento. Sin embargo, han revelado que las mejoras realizadas en la versión final no distan mucho de las hechas al modelo DK2.