iOS siempre ha apostado por ofrecer una experiencia muy específica, pero para ello el usuario no tiene mucho poder de personalización, algo que contrasta con otros sistemas operativos (sobre todo en Android).

La llegada ayer de iOS 8 envía un mensaje muy directo a Apple. Por primera vez, es posible instalar teclados de terceros, algo que desde hace años se puede hacer en la competencia y que Apple parecía oponerse totalmente.  Si entramos al App Store ahora mismo, el top de aplicaciones de pago y gratuitas lo ocupan todos los teclados lanzados en el día de ayer.

iOS-teclados

Es algo que escucho a mi alrededor. Amigos que llevan usando iPhone desde el principio empiezan a cansarse de la apariencia del sistema operativo y de las escasas opciones que existen para customizarlo. Esto se agudiza mucho más en los nuevos iPhones, ya que parecen no aprovechar ese “extra de pantalla” y siguen apareciendo las mismas cuatro filas de iconos de siempre.

Creo que Apple debe considerar más seriamente dejar a los usuarios personalizar más sus dispositivos, sobre todo con el precio que han pagado por ellos. Es posible incluso añadir una opción “pro” que te deje elegir si quieres utilizara la experiencia iOS pura o si por el contrario necesitas modificarla para ponerla a tu gusto.

aviate

iOS durante años no ha tenido rival, eso es una realidad. Debemos estar muy agradecidos por lo que supuso en la industria y en nuestras vidas, aunque actualmente Android ha mejorado tanto que empieza a verse muchísimo mejor, algo que (en mi opinión) se agudizará con Android L. Apple tiene que fijarse en lo que ha sucedido ayer con los teclados y escuchar más a sus usuarios, de lo contrario creo que muchas más personas acaben abandonando el sistema operativo.