¡Food hacking! Hay pequeños consejos que, por su utilidad, una vez que se conocen, jamás se olvidan. Hoy les presentamos una recopilación de una serie de trucos de cocina para dar más usos a los alimentos, que se conserven mejor y con más calidad. 

Encuentra el aguacate perfecto

aguacate-madurez

No es necesario estar palpando en el supermercado para saber si los aguacates están en su punto de madurez. Simplemente hay que remover el pequeño tallo y ver el color que hay debajo, en la imagen superior estaría perfecto, pero cuanto más negro lo encontremos, más maduro estará.

Guarda el vino que te sobre

congelar-vino-truco

El vino es genial para dar sabor a ciertas comidas. Muchas veces nos queda un poco en una botella y, antes de tirarlo o que se acabe estropeando, se puede congelar en pequeños cubitos de hielo. Así, cada vez que queramos echarle a una receta, simplemente tendremos que sacar un par de cubos y echarlos en la receta. Nota: este truco también se puede hacer con caldos, etc.

Conserva los plátanos por más días

plátanos-frescos

Para conseguir que los plátanos aguanten hasta cinco días más, simplemente habrá que envolver la parte superior con plástico para evitar que se maduren antes de tiempo.

Cómo cocer los huevos perfectamente

huevos-cocción-tiempo

Lo primero, es poner los huevos directamente en agua fría. A partir de ahí, simplemente habrá que seguir la siguiente guía según se quiera que estén más o menos pasados. 10 minutos suele ser el tope de tiempo para que esté cocido correctamente, mientras que si bajamos de tiempo conseguiremos que se hagan mucho menos. Al gusto de cada uno o dependerá de la receta.

Tostar el pan para un sándwich perfecto

tostadas-perfectas

Cada vez que hago un sándwich y me pongo a tostar el pan cometo el mismo error: poner las tostadas de una en una. Si metemos las dos juntas al mismo tiempo en la tostadora, conseguiremos que la parte de fuera se quede tostada mientras la de dentro sigue estando tierna.

Cubitos de Oreo para el café

cubitos-hielo-oreo

Si quieres contraatacar a Starbucks con una creación propia, simplemente tienes que romper un par de galletas Oreo e introducir los trozos en la cubitera. Después, cubrir con leche y meter en el congelador. Ahora sólo tendremos que hacer nuestro café y echar los cubitos que consideremos para conseguir una mezcla perfecta.

Pan + queso = siempre funciona

food-hacks-22

Si buscas hacer una deconstrucción de una pizza, lo único que necesitas es tener una barra de pan (no tiene ni que estar fresca) y hacer unos cortes longitudinales en los que introducir todo tipo de quesos. Luego podremos poner por encima lo que tengamos a mano: vegetales, salsas, fiambres, etc. y meterlo al horno.

Bonus: esta locura