Tras casi una década en la compañía, el que fuera cofundador del proyecto Android abandona Google. Tal y como podemos leer en The Wall Street Journal, estaría planeando crear una incubadora para startups centradas en hardware. 

Las reacciones no se han hecho esperar. Larry Page, CEO de Google, ha querido agradecer a Andy Rubin todo el trabajo realizado: “quiero desearle a Andy todo lo mejor en su siguiente proyecto. Con Android fue capaz de crear algo realmente notable y que ha hecho feliz a miles de millones de personas. Muchas gracias”.

Rubin entrara a formar parte de Google cuando la compañía compró Android en 2005, aunque desde el año 2013 abandonó la división del sistema operativo para formar parte de la sección de robótica. De hecho, su último trabajo fue crear robots para un proyecto exterior al Google X lab.