Suele suceder que estás en una habitación con varias personas y tú eres el único que está cubierto de picaduras de mosquitos. Hay muchas teorías de por qué estos insectos prefieren unas víctimas a otras, pero un estudio publicado en la revista Current Biology parece explicar un poco más el proceso por el cuál los mosquitos detectan a quién picarán.

Estudiando la trayectoria del vuelo de los insectos, los investigadores concluyeron que la percepción de dióxido de carbono enciende una fuerte atracción a estímulos visuales. Una vez que los mosquitos detectaron su objetivo de manera visual, se acercan a él y buscan señales de que la víctima sea adecuada a través del calor y la humedad. Si no identifican estas señales, continúan con su viaje y el ciclo vuelve a empezar: detección de dióxido de carbono, estímulo visual, detección de calor y humedad.

SummaryDiagram2

La humanidad ha invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en crear dispositivos y sustancias repelentes para evitar las picaduras de los mosquitos, así que entender el mecanismo por el cual atacan nos puede acercar a una solución definitiva. Lo cierto es que de alguna manera, los mosquitos son un mal necesario, y nadie sabe qué pasaría si nos deshiciéramos de todos ellos.