Hace unas semanas nos enteramos de que Daesh (Estado Islámico, ISIS) amenazó a 60 naciones, entre ellos México, a los que la organización terrorista considera una “coalición de enemigos”. Nuestro país fue el único de Latinoamérica en la lista, pero los mexicanos nos lo tomamos con bastante humor. Por otro lado, el líder del Cártel de Sinaloa parece tomarse muy enserio su lucha contra ISIS, como lo demuestra un supuesto correo filtrado. En él, El Chapo amenaza a Daesh diciéndoles que “su dios no podrá salvarlos”.

“Ustedes [Daesh] no son soldados. No son nada más que unos pobres maricones. Su dios no puede salvarlos del terror que mis hombres les impondrán si continúan impactando mi operación. El mundo no es de ustedes para gobernar. Me da lástima el siguiente hijo de puta que intente interferir con los negocios del Cártel de Sinaloa. Haré que le desgarren el corazón y la lengua.”

El motivo de la rabia de El Chapo es que, ya que las drogas están completamente prohibidas para el Islam, los miembros del Estado Islámico están destruyendo los cargamentos de mercancía del cártel en el Medio Oriente. Se dice que el Cártel de Sinaloa está trabajando en hacer puentes con los príncipes y ejecutivos poderosos del área, que “alimentan una creciente vida nocturna de la cocaína, éxtasis y otras drogas de fiesta”.

El supuesto correo provino de un bloguero mexicano que dice tener relaciones cercanas con miembros del Cártel de Sinaloa. No es la primera vez que escuchamos rumores acerca de una amenaza por parte de El Chapo, recordemos que hace unos meses se dijo que el narcotraficante le puso precio a la cabeza de Donald Trump. El político, porque más vale prevenir, fortaleció sus cuerpos de seguridad. Ahora queda esperar por la respuesta del Estado Islámico.

Fuente: Konbini