México ha empezado con el proceso de extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán a los Estados Unidos, luego de haber sido recapturado después de haberse fugado de la prisión del Altiplano, en Almoloya, Estado de México.

El proceso probablemente llevará “un año o más”, según afirmó Manuel Merino, jefe de la oficina de extradición, y señaló que el proceso podría durar hasta 6 años, debido a problemas legales.

La defensa de Guzmán ya fue informada de que el líder del Cartel de Sinaloa es requerido en los Estados Unidos, por lo que tienen tres días para presentar argumentos contra su extradición y 20 días para presentar la evidencia que soporte dichos argumentos.

Juan Pablo Badillo, abogado de Guzmán, ha dicho que ya se han presentado seis propuestas para evitar la extradición de Guzmán a los Estados Unidos. Entre ellas, apunta que no debe ser extraditado porque “nuestro país debe respetar la soberanía nacional y la soberanía de sus instituciones para impartir justicia.”

Fuente: Time