Los avances en tecnología que nos ayudan a automatizar cualquier tipo de tarea, siempre nos hacen cuestionar si realmente nos dan, o nos quitan el trabajo. En un informe publicado por el Foro Económico Mundial (WEF), se avisa que los avances en robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D y otros tipos de tecnologías modernas, conducen a unas pérdidas de 5.1 millones de puestos de trabajo en todo el mundo para el año 2020.

Sin una acción urgente y específica para gestionar la transición a corto plazo y  la preparación de un personal con habilidades que no permanezcan obsoletas, los gobiernos tendrán que hacer frente al crecimiento contínuo del desempleo y desigualdad así como a las empresas con una base de consumidores que va decreciendo,”

En el informe, se destaca cuál es el tipo de trabajos con mayores pérdidas, siendo las tareas de oficinas y administración, en torno a los 4.76 millones de puestos de trabajo. Esto se debe a la cantidad tan grande de tendencias tecnológicas empleadas con el potencial suficiente para realizar ese tipo de trabajos.futuro empleos

Como era de esperar, los trabajos relacionados con la ingeniería y arquitectura se verán favorecidos, ya que serán necesarios muchos especialistas “para crear y gestionar sistemas de producción automáticos y avanzados”.

Por otro lado, también alienta a las empresas a colaborar con los gobiernos, de manera que se actualicen los sistemas escolares y universitarios, fomentando así una nueva economía. De esta forma, las ciencias y las humanidades se enfocan más hacia la práctica que al hecho de lograr simplemente certificados escolares de terceros.

Al final del informe, la WEF ofrece una lista de recomendaciones para preparar a las grandes empresas contra el “apocalípsis robótico”. Tomen nota.