Si tienes una jarra brita en tu hogar, sabrás que es genial para filtrar el agua, mejorando la calidad de la misma. Simplemente tienes que cambiar de vez en cuando los filtros, y de esta manera podrás beber mucho más tranquilo.

A una pareja se le ha ocurrido hacer un experimento un tanto extraño, probando a filtrar todo tipo de bebidas en esta jarra: cerveza, vino, vodka, gatorade, etc. Como vemos, están alucinados con el resultado, afirmando que cambia por completo el sabor (en muchos casos afirman que la bebida “parece agua”):