Es tan obvio que te vas a preguntar cómo no se te ocurrió antes: “Jurassic Parkour”. Y sí, es justamente lo que te imaginas… un sujeto vestido como Tyrannosaurus rex haciendo parkour. Pero el resultado es mucho más cómico todavía. Mira a este T-Rex intentando dominar todo los obstáculos (y, de hecho, lográndolo bastante bien) mientras intenta no golpear su gran cabeza.

Los pequeños bracitos del dinosaurio nunca fueron tan ágiles.