Cuando eres pequeño, las tareas que te mandan hacer en clase parecen un verdadero problema, tanto que podrías incluso pensar en llamar a la policía. Es justo lo que le ocurrió a un niño de 4 años estadounidense, quien acabó llamando al 911 para que le ayudaran a realizar una serie de restas sencillas (aviso, lo mejor llega al final del clip):

Como vemos, el policía se sorprende cuando se entera de la edad del niño, y vemos como en todo momento tiene paciencia y ganas de ayudarle. Lo mejor llega al final, cuando su madre se entera de lo que está haciendo y comienza a gritarle. El niño, le responde con una frase imbatible:

¡Me dijiste que llamara a alguien si necesitara ayuda!