Los felinos son elegantes, esbeltos, ágiles y veloces (bueno, no contemos a Garfield). También suelen ser necios y buscar siempre salirse con la suya. Este gato es un claro ejemplo de ello. Completamente determinado en conseguir una bolsa de comida en la alacena más alta, demostró una extrema fuerza en la parte superior de su cuerpo. Nunca se rindió y por más que batalló consiguió su objetivo.

Con un gato como este, nunca encontrarás un lugar seguro para esconder las botanas. Disculpen el video vertical.