Se dice que el ser humano es inteligente, pero a veces, se pasa de listo. Unos turistas en la playa de Santa Teresita, en Buenos Aires sacaron dos delfines franciscanas del agua para sacarse unas fotografías con ellos, con el desgraciado final de la muerte de uno de los animales.

Las imágenes se publicaron rápidamente por las redes sociales, provocando indignación entre los usuarios. De hecho, la fundación Vida Silvestra ha denunciado el suceso. En las fotografías se pueden ver a las personas agarrando el animal en brazos  fuera del agua.delfin 2 delfin

La franciscana, o delfín del Plata, es uno de los delfines más pequeños del mundo: mide entre 1.30 y 1.70 m de largo. Su piel tiene tonos marrones, recordando el hábito de los monjes franciscanos, de ahí su nombre. Hay que decir que la capacidad de recuperación de esta especie es muy baja. Las hembras tienen una única cría a los 2 o 3 años y quedan bajo su protección durante uno o dos años más.

Si bien los delfines suelen morir por ataques de orcas o tiburones, en este caso fue por la imprudencia de un grupo de personas que no pensaba en las consecuencias de sus actos.