Cuando usamos herramientas digitales, escondernos es difícil. Los desarrolladores podrán prometernos el cielo, la luna y las estrellas al momento de garantizar nuestra seguridad y la de nuestros datos, pero es inevitable que de alguna manera dejemos una “huella” que muestre quiénes somos y lo que hacemos. Justo eso quiso demostrar Søren Louv-Jansen, usando Facebook Messenger y un código simple.

Debemos admitir que la mayoría de los usuarios de Facebook Messenger lo revisamos justo antes de ir a dormir y poco después de levantarnos. O por lo menos unos pocos minutos antes. Aparentemente, en la versión web de Facebook Messenger, puedes ver cuándo fue la última vez que alguien usó la aplicación.

Søren encontró el origen de esta información y creó una herramienta sencilla (que encuentras en Github, para que la uses tú mismo) que revisa Facebook Messenger cada diez minutos. El resultado es un gráfico que muestra los hábitos de sueño de su amigo en cuestión:

1*9ra7jJwyQQH0q3Gidlfbzg

“A todos los que les he mostrado esto han estado igualmente fascinados e indignados con la precisión en la que predice sus hábitos de sueño. En este mundo digital dejamos huellas cuando y donde sea que vayamos, sin ni siquiera pensar en ello.”