No se preocupen, pueden seguir haciendo sus vidas tranquilamente. El universo no se hará pedazos hasta dentro de bastantes millones de años. Científicos de la Universidad de Lisboa (Portugal) han realizado diversos modelos para calcular una posible línea del tiempo del universo. Sus resultados mostraron que se acabaría antes de lo que imaginaban.

Por ponerles en situación, hasta ahora sabemos por las observaciones de estrellas y galaxias que el universo se está expandiendo, y a un ritmo creciente. Si asumimos que la aceleración de esa expansión se mantiene constante, en algún momento las estrellas desaparecerán. Todo se irá distanciando y el universo se congelará en una “muerte térmica” eterna.galaxy-universe-explode-explosion

Pero esa no es la única posibilidad. Se piensa que la aceleración se debe a la energía oscura, una materia misteriosa que impregna todo el universo. Si la cantidad de energía oscura que hay en el universo se va incrementando, lo hará también la aceleración, por lo que en algún punto, la propia estructura del espacio-tiempo se “desgarrará” y el cosmos desaparece.

Según el escenario hipotético al que llaman “big rip”, esto tendría lugar dentro de 22 mil millones de años. Sin embargo, los estudios realizados por Diego Sáez-Gómez y sus compañeros, estiman que eso puede ocurrir 1.2 veces más rápido, lo que implica el final del universo a la “cercana” fecha de 2.8 mil millones de años.big-rip1

De todas formas ese dato sería algo realmente sorprendente, ya que se espera que el propio sol no se consuma hasta dentro de otros 5 mil millones de años. Sáez-Gómez dice que “no deja de ser un buen ejercicio para situarnos. Escenarios como el del “big rip” son resultados de la falta de comprensión de la física”.