Conozcan a Bart Jansen. Tiene 36 años, es originario de Holanda. Coloca paneles solares en los tejados para ganarse la vida. Tiene hijos. Y en su tiempo libre…vuelve animales muertos en vehículos de control remoto. Todo comenzó cuando un auto atropelló a su gato Orville en 2012. Decidió que solo enterrarlo, sería una pena, por lo que se inspiró en el tocayo de su mascota (Orville Wright, uno de los hermanos Wright), para convertirlo en un drone personalizado.orville

La reacción fue enorme. Jansen había pedido la ayuda del ingeniero técnico Arjen Beltman para diseñar y hacer volar su “medio gato – medio máquina”. Ha causado “indignación mundial” después de que las imágenes se volvieran virales. El Orvillecopter, como lo llama Jansen fue expuesto posteriormente en el Festival de Arte de Kunstrai en Amsterdam.drone-personalizado-jansen

Pero lo más sorprendente es que no es el único drone personalizado que haría. Después de ese “éxito”, Jansen se hizo más ambicioso. En su siguiente proyecto utilizó de nuevo un animal como base…pero un poco más grande. Pidió a las granjas locales un animal adecuado para sus ideas, y terminó haciendo un nuevo drone con un avestruz que había fallecido:drone-personalizado-avestruz drone-gato-avestruz

Vean otros proyectos de este “animal”, como la “Ratjetoe” o el “Sharkjet”: