Se estima que cada segundo, en promedio, hay 44 fenómenos de rayo en nuestro planeta. Para ser algo tan común, todavía hay muchas cosas que no entendemos acerca de ellos. Cuando piensas en un rayo, lo más probable es que te imagines un relámpago de luz atravesando el cielo hasta tocar la tierra, pero la verdad es que ese es solo uno de los muchos tipos de rayos que hay.

Los científicos todavía no se ponen muy de acuerdo cómo, pero para que se forme un rayo, las nubes terminan con la parte de abajo cargada negativamente y la parte de arriba positivamente. Como las cargas iguales se repelen, la nube induce en la tierra abajo de ella una carga positiva. Esto provoca un campo eléctrico entre la tierra y la nube.

Cuando este campo eléctrico es lo suficientemente fuerte, una canal de cargas negativas invisibles empieza a fluir desde la nube hacia el suelo. Desde la Tierra pasa lo mismo, excepto que las partículas que suben están cargadas positivamente. Cuando se unen, BAM, tenemos un rayo. El flash de luz producido viaja hacia arriba.

Leaderlightnig

Estos rayos se conocen como “rayos negativos”, pero también hay positivos, que se forman desde la parte de arriba de la nube, con las partículas positivas viajando hacia la Tierra. Son mucho más raros pero mucho más poderosos. También hay rayos entre las nubes y dentro de la misma nube.

Este video de SciShow nos explica un poco más acerca de cómo se forman los rayos y las diferentes clases que hay: