Una propuesta de matrimonio es una de esas cosas que quieres hacer de una manera inolvidable. Así que cuando Troy Reddington quiso hacer “la gran pregunta”, aprovechó la cápsula del tiempo que él y su novia habían enterrado cinco años antes. La cápsula estaba escondida en un lugar remoto de South River, Ontario, y contenía un móvil y varios recuerdos de la pareja.

Troy llevó a su novia a desenterrar el tesoro, pero antes de que fueran juntos, él se escapó y cambió sus recuerdos por un simple frasco con una carta. Cuando llegaron a la roca marcada, Jennifer se sintió decepcionada porque pensó que les habían robado su cápsula del tiempo (cosa que, aparentemente, es común que suceda).

lx8olpp0nvvglhf1cksv

Finalmente decidió abrir el frasco que los “ladrones” habían dejado y se llevó la sorpresa de su vida.

Mira en el video de abajo lo que sucedió: