Aunque puede tratarse de algo muy peligroso, las tormentas son un espectáculo brutal. Pero a menudo solemos equivocarnos al referirnos del sonido que se produce, la luz que vemos y la descarga eléctrica. ¿Sabes cuál es la diferencia entre rayo, relámpago y trueno?  Te explicamos en qué consisten estos tres fenómenos metereológicos para que no te vuelvas a equivocar.

Diferencias entre rayo, relámpago y trueno

Rayo

Thunderstorm and lightnings in night over a lake with reflaction

El rayo es la descarga eléctrica que se produce en un corto período de tiempo. Al igual que ocurre en una batería para que se produzca una corriente eléctrica, se necesita que haya una diferencia de potencial ( lo que se conoce como voltaje). Esto se produce cuando las nubes “se frotan” entre ellas, transfiriendo las cargas eléctricas por los diminutos pedazos de hielo y agua que contienen.

Los rayos se producen en unas nubes llamadas cumulonimbos, que al alcanzar un punto un punto intermedio entre la troposfera y la estratosfera, hacen que las cargas positivas de las nubes atraigan a las negativas, dando lugar a los rayos.

Relámpago

relampago

El relámpago es la iluminación que podemos ver cuando se produce una tormenta eléctrica. Aunque se forman de la misma manera que los rayos, se diferencian en que los relámpagos nunca llegan a tocar tierra.

Trueno

El causante de los sustos de gente y animales. El trueno no es más que el ruido que se forma por la rápida expansión y contracción de gases como el oxígeno. Los cambios de temperatura tan extremos hacen que la presión de estos gases cambie repentinamente generando ondas de choque que forman el estruendoso sonido.