El verano es una época del año en la que suele haber (dependiendo la zona) unas tormentas que a veces pueden tener terribles consecuencias. Esto mismo ha ocurrido en Noruega, donde un rayo ha matado a 323 renos salvajes que vivían al sur del país.

Según han informado las autoridades noruegas, un guardabosques se ha encontrado los cientos de cadáveres de estos pobres renos, en el parque nacional de Hardangervidda (un espacio natural que se encuentra a unos 200 kilómetros de Oslo). Allí vaga libremente el rebaño más grande de renos salvajes de toda Europa, con unos de 10.000 animales.

1472470244_010085_1472470910_sumario_normal_recorte1

Es algo “inusual”

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, cuando hubo grandes tormentas en la zona. De todos modos, aseguran que es algo “inusual”: “nunca hemos visto nada a esta escala”, afirma Kjartan Knutsen (funcionario de Medio Ambiente en Noruega). Todavía no saben que van a hacer con todos estos animales muertos, aunque afirman que van a “decidir pronto si se debe dejar que la naturaleza siga su propio curso” o si deben intervenir.

De los 323 renos muertos, cinco han tenido que ser sacrificados debido a las lesiones que presentaban. Unas terribles imágenes que nos recuerdan el peligro que tienen las tormentas en zonas de vegetación y al aire libre.

(Aviso: algunas personas podrían encontrar bastante desagradable el siguiente video)