Samsung ha parado las ventas del Galaxy Note 7 hasta que se aseguren de que no volverá a tener problemas. Según la compañía, 24 han sido los reportes recibidos por la explosión de su smartphone. De todas formas, hasta que recolecten y hagan el reemplazo de todos lo móviles, seguiremos viendo alguna noticia como esta  desde Australia.

En esta ocasión, el usuario del Note 7 publicaba en Reddit los detalles de la explosión mientras se encontraba en un viaje de negocios. El móvil había estallado en la habitación de hotel en la que se encontraba, quemando las sábanas de la cama y la alfombra del suelo. Incluso el pobre hombre se quemó un dedo.

My Note 7 exploded, first case in Australia from GalaxyNote7

Una explosión que salió cara

Su sopresa llegó cuando el hotel le había mandado una factura de 1.800 dólares australianos (casi 1.400 dólares estadounidenses) por los daños realizados en la habitación. Evidentemente, esto se lo hizo pasar a Samsung, quien se encargará de realizar el pago del estropicio.

Tal y como se puede leer en el post, avisa de «no utilizar este móvil, es peligroso y no merece la pena el riesgo». Ya sabía de la retirada del Note 7 del mercado, incluso había hecho su solicitud para que se lo cambiaran. Pero 3 días después, le tocó a él.

Imagino que a Samsung no le dolerá tanto pagar estos desperfectos, sobre todo sabiendo que tendrán que gastar muchos millones en la reparación y recambio de sus teléfonos. Les dejamos con las imágenes de los imperfectos:

explosion samsung (1)

explosion samsung (2)

explosion samsung (3)

explosion samsung (4)