Barack Obama está llegando al final de sus ocho años como presidente de los Estados Unidos. Para celebrarlo, GOOD Magazine ha creado un alucinante time-lapse en el que muestra cómo ha envejecido en este período de tiempo:

Como podemos comprobar, parece que este puesto acaba agotando y envejeciendo a los que lo ocupan (menos mal que Donald Trump tiene un físico portentoso). Mucho ha cambiado del Obama de 47 años que entró en la Casa Blanca en el año 2009. Ahora tiene 55 y vemos con las arrugas y el peno canoso se han ido apoderando de su apariencia.

Afortunadamente para él, pronto podrá descansar y recuperar un ritmo de vida más pausado.