Cuando se supo finalmente el resultado de las elecciones en Estados Unidos, la mayoría de nosotros nos llevamos una amarga sorpresa. Contra todo pronóstico, Donald Trump le arrebató la victoria a Hillary Clinton. Ahora, muchas voces aseguran hubo fraude.

Un número creciente de académicos y activistas están pidiendo a Clinton que solicite una auditoría completa o un recuento de todos los votos de las pasadas elecciones a la presidencia de los EEUU, ya que sospechan de que podría haber irregularidades en estados clave: Michigan, Pennsylvania y Wisconsin.

Fraude en las elecciones: ¿culpa de hackers rusos?

Denuncian que los resultados electorales podrían haber sido manipulados por hackers extranjeros. Esto no debería sonarnos muy extraño, ya que durante toda la campaña supimos que hackers rusos intentaron acceder a los sistemas electorales.

fraude

Según The Guardian, la oposición estaría detallando un informe que enviarían a los presidentes de las comisiones del Congreso y a las autoridades federales (algo que esperan que suceda a principios de la próxima semana). La principal sospecha es que justo antes de las elecciones las autoridades alertaron de que hackers rusos intentaron acceder a los sistemas electorales regionales.

Sabemos que la relación entre Trump y Putin es muy confusa, pero ha habido muchas sospechas de que podrían haberse comunicado durante las elecciones. Ahora le toca a Trump responder a estas acusaciones, aunque durante la campaña ya llegó a asegurar que las elecciones estaban amañadas (y que si ganara Clinton no aceptaría los resultados).