Por si fuera poco, a todos los problemas que han surgido desde el lanzamiento del Galaxy Note 7, se le suma que Samsung acaba de anunciar que desactivará de manera remota a todos los Note 7 en Estados Unidos. Samsung lo hará a través de una actualización de software.

En un comunicado de prensa, Brenna Eller anunció que a partir del 19 de diciembre, todos los Galaxy Note 7 descargarán de manera automática una actualización que evitará que la batería del dispositivo cargue. Los cambios se harán de manera gradual y en un lapso de 30 días, ningún dispositivo será capaz de operar.

Las operadoras no saben qué hacer con el Galaxy Note 7

Samsung asegura que está trabajando de cerca con las compañías telefónicas para promover la participación de sus clientes, además de que continuará dando los incentivos económicos a aquellos que decidan regresar su dispositivo defectuoso.

Galaxy note 7

Operadoras móviles como Verizon se niegan al cambio y prometen a sus usuarios que podrán seguir utilizando sus dispositivos.

No queremos que nuestros usuarios pierdan contacto con su familia esta temporada navideña.

En contraste, Sprint, AT&T y T-Mobile dan luz verde al cambio y velan por la seguridad de sus usuarios.

La seguridad de nuestros clientes es prioridad.

Estas últimas 3 compañías informarán a través de mensajes de texto a sus clientes sobre esta decisión que ha tomado Samsung. Cada una de ellas ha establecido una fecha límite para que el cambio surta efecto y estas van desde el 27 de diciembre al 5 de enero de 2017.

Galaxy note 7

El golpe económico para Samsung es enorme y aún así ya existen rumores sobre su siguiente lanzamiento. Tendremos que esperar para ver si este trae o no problemas. Mientras tanto, Apple también se encuentra reemplazando baterías del iPhone 6s debido a problemas con ella.