La tecnología nos permite unirnos a otros seres humanos (que viven lejos, por ejemplo), pero al mismo tiempo también nos está separando de nuestra verdadera naturaleza. Hoy les vamos a presentar Gatebox, el último producto de la compañía japonesa Vinclu, pensado para las personas más solitarias.

Debajo pueden ver el video de presentación de este producto:

Gatebox, la novia virtual para los más desesperados

A muchos, la cultura japonesa nos tiene fascinados. Es totalmente normal, ya que muchas veces parecen de otro planeta. Eso significa que algunos aspectos pueden parecernos muy interesantes, mientras que otros nos parecer un tanto horribles. En este caso, no se muy bien que pensar.

Como vimos en el video superior, está pensado para acompañar aquellos solteros que estén cansados de vivir solos. También refleja que cada vez huimos más de las relaciones interpersonales, y queremos ser siempre el centro de atención. Obviamente, la inteligencia artificial está siempre a nuestra disposición (nivelar el aire acondicionado, controlar las luces del hogar, monitorear tus programas de TV favoritos, etc.), así que incluso podríamos decir que es una especie de ‘machismo 2.0’.

Quiero vivir con mi personaje favorito.

gatebox

Por fuera, parecería una cafetera un tanto futurista, pero dentro aparecerá la imagen de una asistenta virtual que nos acompañará en todo momento. Ya existen muchos asistentes virtuales en el mercado, pero en este se busca ofrecerte «una novia».

Azuma Hikari es el nombre de este holograma tridimensional que «vive» dentro del Gatebox. Afirman que tiene la apariencia de una joven de 20 años y se supone que mediría 1,58 metros. Existe una aplicación para móviles con la que poder comunicarte con ella en todo momento, haciendo que la situación sea aún más surrealista.

En el siguiente video pueden ver un poco más la interacción entre Azuma y su novio:

Y en el siguiente pueden ver cómo se puede interactuar con ella fuera del hogar:

Para algunas personas puede ser triste vivir solos, pero creo que es peor vivir en una mentira. De momento sólo se produjeron 300 unidades, a un valor de 52.000 pesos mexicanos (unos 2.430 euros). De todos modos, dudo que vayan a comercializarlo lejos de Japón.