Durante un vuelo de la aerolínea Virgin América, apareció una red WiFi nombrada Samsung Galaxy Note 7. Esto causó que inmediatamente el piloto y las sobrecargo iniciaran la búsqueda del dispositivo para tomar las medidas adecuadas.

Desde octubre de 2016, todas las aerolíneas en Estados Unidos han prohibido el uso y transporte del Galaxy Note 7. Todo esto derivado de los problemas con la seguridad de sus baterías y los incendios que resultaron de ellas.

Sólo se trataba de una broma, nadie contaba con un Note 7

Lucas Wojciechowski fue el que logró tomar una captura de pantalla en su portátil y publicarla en Twitter. El vuelo se dirigía a Boston desde San Francisco.

Una vez que las autoridades del avión notaron la red, se inició la búsqueda del dispositivo. Primero, se hizo un anuncio a que los pasajeros en posesión de uno de estos modelos presionara el botón de servicio para que alguien del personal se acercara a ellos. Nadie reaccionó.

galaxy note 7 aerolíneas

De pronto, el capitán hizo un segundo anuncio.

Aparentemente, el avión tendrá que ser desviado para iniciar la búsqueda, si es que nadie se hace responsable.

Asti fue que un pasajero salió a la luz y confesó que cambió el nombre de su red WiFi, simplemente como parte de una broma, pero no contaba con un Galaxy Note 7.