Imagina que sales de casa para ir a comprar algo de comida al supermercado y cuando vuelves, una línea de soldados extranjeros te impiden entrar en tu propia casa. Algo así es lo que le ocurrió a Dato Vanishvili, un granjero de 82 años a quien de un momento para otro, vio cómo le cortaban el paso a su pueblo (Khurvaleti, Georgia), y a su país.

Estaba en Georgia cuando me fui a la cama. Al despertar, estaba en Osetia del Sur.

georgia frontera 2

Oficialmente, esta región montañosa es parte de Georgia, pero se declaró independiente después de una guerra separatista y ha sido ocupada por Rusia desde 2008, cuando luchó contra Georgia por el control de Osetia del Sur.

Una pesadilla en la frontera de Georgia

Vanishvili es una víctima de lo que parece ser un plan ruso para absorber esa región, mientras que se van apoderando de más territorio georgiano moviendo un vallado que hace de frontera. Hace 5  años que las tropas rusas comenzaron a construir la barrera, momento en el que se le impidieron el paso a Vanishvili por primera vez. Desde entonces, ha sido observado mientras ampliaban la zona con puestos armados y torres de observación.

georgia frontera 2

Según ha explicado Vanishvili a la CNN, “si cruzo, me arrestarán y tendré que pagar una multa como castigo”. Además de estar separado de familiares y amigos, Vanishvilis tampoco cuenta con servicios básicos como el gas y la electricidad, pudiendo utilizar solo leña como calefacción.

Fuente: CNN