Desde que se lanzó la NES Classic Mini, hace unos meses, todos se han preguntado si sería posible añadir juegos. La consola viene cargada con 30 juegos desde la fábrica y no se ha lanzado ni revelado ningún plan para añadir contenido. Esto ha cambiado, de manera extraoficial.

La NES Classic Mini es una computadora Linux

El sistema operativo que corre la consola la hace más vulnerable a modificaciones, comparada con su contraparte de tamaño completo. El software que contienen las consolas tradicionales es exclusivo de Nintendo y requiere de mucho más trabajo para poder ser modificado.

El truco parece ser poco complicado. Sólo hay que iniciar la consola en modo de recuperación, copiar todo el contenido a una computadora, modificarlo y volverlo a cargar a la consola. Por fortuna, ya existe una solución automatizada para aquellos que no quieren arriesgarlo todo.

Otra ventaja es que la consola tiene conectividad prácticamente nula, y hace imposible que Nintendo corrija la vulnerabilidad en el futuro. De cualquier forma, debes de tomar en cuenta que esto puede estropear tu consola por completo, por lo que tendrás que tomar precauciones extra.

Además, si tienes la mala suerte de hacer inservible tu consola, no podrás encontrarla en tiendas, ya que se encuentra totalmente agotada.