A medida que nos acercamos al lanzamiento del nuevo iPhone 8, vamos conociendo más detalles sobre su diseño y especificaciones. En este caso, se trata de un informe de una de las cadenas de suministro en el que sugiere que el iPhone de este año abandonaría el aluminio. En su lugar utilizarían cristal, tanto en la parte delantera como trasera.

Según Digitimes, Apple utilizará un marco de acero inoxidable en los bordes del smartphone que soportarán ambos cristales, recordando un poco al diseño del iPhone 4. La idea de hacer el iPhone de cristal viene ganando peso desde hace varios meses, por lo que podríamos estar ante una idea más cercana de lo que será realmente el próximo smartphone de Apple.

 

Un iPhone 8 de cristal mejoraría ciertos aspectos

El uso del vidrio como material principal, haría posible que la carga inalámbrica a larga distancia fuese una opción más práctica.

Además, tal y como apuntan en 9to5Mac, Jonny Ive ha estado trabajando desde hace tiempo en conseguir un aspecto de “placa de cristal” en el iPhone. Por otra parte, se espera también que Apple integre tanto el botón Home como el sensor Touch ID en la pantalla.

Teniendo en cuenta que este año se cumplen 10 años del iPhone, seguro que en la compañía de Cupertino están preparando algo muy especial.

Fuente: Digitimes