Para cualquiera que alguna vez haya probado vino, café o alguna otra bebida que se considere de alta calidad, es obvio que la mayor parte de la experiencia se vive a través del sentido del olfato. En otras ocasiones, como con los perfumes, el olfato puede evocar recuerdos y sentimientos únicos. Es por esto, que cualquiera se beneficiará de dominar el arte de olfatear.

El sentido del olfato es el más arraigado a tus sentimientos

Ningún otro sentido tiene la facultad de evocar recuerdos y sensaciones como lo hacen los aromas. Esto se debe a las complicadas redes neuronales que se han creado a través de nuestra evolución. Como muestra, basta recordar el olor a un libro o el aroma de la lluvia, petricor. Hay personas que pueden sentirse tristes o felices sólo con percibir estos aromas.

TED-Ed ha lanzado una lección para lograr dominar este sentido tan valioso. Lo mejor de todo, es que no hace falta que seas un experto o hayas nacido con superpoderes para lograrlo.

#1 Acércate

Lo más fácil es acercarte a la fuente del aroma. Tal vez parezca obvio, pero ¿cuándo fue la última vez que metiste tu nariz en la taza con café?

#2 Hazlo con intención

Después de acercarnos a la fuente, debemos de aspirar un par de veces por la nariz, de manera profunda. De esta manera lograremos que las moléculas responsables de los olores, lleguen a los receptores del epitelio olfatorio. Este se encuentra justo debajo del lóbulo frontal.

#3 Practica y relaciona palabras

Esta es la parte más importante. No importa lo demás, si te dedicas a describir cada aroma que percibes y lo haces con intención, tu cerebro formará relaciones entre palabras y la sensación que te causa cierto olor. Después de algún tiempo, lograrás identificar con precisión todo lo que te propongas.