Hace unas horas, BuzzFeed publicaba una serie de documentos que han sido recopilados por un agente del servicio de inteligencia británico. En ellos, se revela algo que ya hemos escuchado últimamente: Rusia tiene “información comprometedora” sobre Donald Trump.

Dichos documentos fueron presentados la semana pasada al presidente electo, advirtiéndole que Rusia posee información personal y financiera que podría llegar a perjudicarle. Pueden acceder a los documentos filtrados en este enlace.

La CNN asegura que el informe también hace alusión al equipo de Donald Trump durante la campaña electoral, quienes habrían mantenido contacto con agentes rusos en dicho periodo. Dimitri Peskov, portavoz del Kremlin, ha declarado que esta información es “un bulo”, y niega que Rusia tenga información comprometedora sobre Trump.

Videos sexuales en los que Donald Trump aparece con prostitutas en Moscú

Hay que dejar claro que el contenido de este informe no ha sido verificado (tampoco su procedencia), así que debemos tomárnoslo con cautela. De todos modos, varios medios estadounidenses se lo presentaron a Trump porque consideraron que las fuentes son suficientemente fiables.

The New York Times deja claro que la veracidad del informe no ha sido comprobada, y en esta documentación se hace referencia a videos sexuales en los que aparecería Donald Trump con prostitutas en un hotel de Moscú. Esto habría ocurrido durante su viaje a la capital rusa, en el año 2013.

donald trump

Esta información ya la conocíamos desde hace tiempo, pero lo novedoso es que las agencias de inteligencia de Estados Unidos hayan decidido transmitir los documentos tanto a Donald Trump como a Barack Obama. Por su parte, Trump ha querido desmentirlo a través de su cuenta de Twitter (cómo no, en mayúsculas):

La CNN asegura que el FBI ha iniciado una investigación para conocer la credibilidad de estas acusaciones. En el informe presentado a Trump se explica que durante la campaña hubo un “intercambio de información continuado entre personas del equipo de Trump e intermediarios del gobierno ruso”.

Si se confirma la veracidad de esta información, se demostraría que Rusia se encargó de recopilar información que pudiera perjudicar a los dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, aunque decidieron publicar sólo la referente a Hillary Clinton. Seguramente, la información relativa a Trump podría haber servido para chantajearle y obligarle a fortalecer lazos con Rusia.