Uber anunció hoy que acaba de contratar al ingeniero Mark Moore, quien había trabajado con la NASA en años pasados. Él se especializa en vehículos voladores, y Uber Elevate piensa aprovechar a este personaje todo lo posible.

Uber Elevate, el proyecto más ambicioso de la compañía

Recordemos que el año pasado, la firma anunció un proyecto para implementar autos voladores con la finalidad de acortar el tiempo de traslado y hacer más eficiente su servicio, además de disminuir la emisión de contaminantes.

De acuerdo a todas las estimaciones, el proyecto es demasiado ambicioso, pues la tecnología sólo es uno de los obstáculos con los que se enfrentará. Los responsables tienen que tomar en cuenta el mercado, costos y leyes.

De cualquier forma, Uber ha comenzado a invertir dinero en Elevate y parece ser que se está tomando en serio el reto. Moore, durante su tiempo en NASA, participó en el desarrollo de vehículos aéreos de corto alcance, similares a un helicóptero, pero para ambientes urbanos.

Por supuesto, esto no significa que veremos la nueva etapa de la compañía concretarse dentro de poco. Simplemente significa que hay que comenzar en algún lado para alcanzar ciertas metas. Para cualquiera, sería increíble ver algo de esta magnitud materializarse.