Un estudio realizado en Australia muestra que comer pan de caja seco podría prevenir el cáncer de colon. Esto, gracias al almidón que contiene el alimento, cuyas propiedades en contra del cáncer ya se han identificado.

El pan seco contiene almidón de mejor calidad que ayuda a prevenir el cáncer

El pan blanco, después de haber estado en el refrigerador varios días, contiene mayores cantidades de almidón resistente a la digestión. Este, no es degradado por nuestras encimas digestivas y en su lugar es consumido por las bacterias que viven en los intestinos.

El desecho de estas bacterias es una serie de ácidos grasos que han mostrado tener efectos en la secreción de hormonas y en la promoción de crecimiento celular en las capas superficiales de la mucosa intestinal.

Los investigadores resaltan que nadie debería empezar a comer cantidades enormes de pan blanco seco en proporciones bíblicas, pues sus beneficios aún no superan los potenciales daños a la salud de abusar de este alimento. En su lugar, planean realizar más experimentos con otros tipos de pan que posean propiedades más saludables, que junto con su reciente descubrimiento, intentaría disminuir la incidencia de esta enfermedad mortal, el cáncer de colon.

Este tipo de experimentos son pequeños pasos enfocados a diseñar alimentos que proporcionen beneficios verdaderos a la salud y no se queden en recomendaciones que escuchamos en cualquier parte, pero sin fundamentos auténticos.