Al llegar a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump nos dejó muy claro que él seguiría twitteando desde su cuenta personal (y no desde la oficial de la Presidencia del país). Esto ha generado algo muy extraño: seguir viendo cómo el presidente del país más poderoso del mundo sigue quejándose sobre todo.

Esta actitud infantil de odio, quejas e incomprensión es perfecta para crear una canción emo como las que sonaban a principios de la década pasada. El canal de YouTube Super Deluxe se ha encargado de darles música, y el resultado la verdad es que es impresionante: