Los logos de marcas esconden secretos en sus formas, e incluso tienen un significado psicológico. Pero lo que está claro, es que no muestran la realidad de los productos que tienen detrás. Eso debió pensar el diseñador industrial Marco Schembri, quien decidió mostrar cómo se verían afectados por sus propios productos.

Por ejemplo, el logo de McDonald’s engorda con la grasa de las hamburguesas, Gillette se corta en pedazos con sus maquinillas de afeitar y apenas puedes ver el logotipo de Absolut debido al alcohol. La idea es realmente divertida y sencilla.

Puedes conocer más sobre los trabajos de Schembri en su perfil de Behance.

Logos de marcas modificados por sus productos

logos de marcas modificados (9)