La depresión es una verdadera enfermedad que afecta a millones de personas al rededor del mundo. Su tratamiento es complicado y si se deja a su curso natural, puede tener resultados catastróficos. Es por esto que un grupo de investigadores ha decidido inmiscuirse en lo más profundo de ella y han descubierto que existen 4 tipos de depresión, mediante el empleo de resonancia magnética.

Los 4 tipos de depresión involucran a diferentes partes del cerebro

Conor Liston, co autor del estudio, explica que aquello que solemos llamar depresión es en realidad una condición que puede tener diferentes causas. Su diagnóstico es particularmente difícil, pues no podemos localizarla en alguna parte específica del cuerpo.

Así que este fue el objetivo de su estudio, localizar el padecimiento en alguna parte del cerebro. Por supuesto, su equipo no es el primero en intentarlo.

Como era de esperarse, encontraron diferencias ya conocidas entre personas diagnosticadas con depresión y las que no padecen la enfermedad. Pero lo que llamó su atención es que había diferencias entre el grupo de sujetos deprimidos. 

Lo interesante, es que estas diferencias coincidían con la principal queja que manifestaban estas personas. Los primeros dos tipos detectados se describen como aquellos en los que predomina la fatiga. Mientras que los subtipos 3 y 4 se caracterizan por la dificultad de experimentar placer.

La importancia de esta futura clasificación reside en identificar un tratamiento útil en cada uno de los casos. Esto se ejemplifica perfectamente por el hecho de que el subtipo 1 respondió de manera favorable al tratamiento con estimulación magnética transcraneana, a diferencia de los tres restantes.

Por si fuera poco, el estudio liderado por Liston cuenta con fuerza estadística suficiente, pues fue realizado en conjunto con 17 centros médicos al rededor del mundo y 1188 sujetos.

Por ahora, la división de estos diferentes tipos de depresión sólo los clasifica como biotipos 1, 2, 3 y 4, y sus características están definidas con base a biomarcadores y patrones tomográficos.

tipos de depresión

Fuente: Nature