Algunas personas deciden crear cosas basándose en su pragmatismo. La casa plegable que encontrarás a continuación es un muy buen ejemplo, pues a pesar de ser capaz de albergar a un par de personas, también es capaz de caber en tu bolsillo.

La casa plegable es sólo arte

Esta especie de bolsa para humanos está hecha con un material diseñado para guardar el calor en su interior, parecido a esas mantas térmicas con las que cargan las ambulancias.

El cubo se infla simplemente agitándolo en el aire para que lo atrape dentro de si, y se mantiene en esta forma mientras estás dentro, gracias a tu calor corporal. Su creador, Martin Azua, explica que su obra de arte representa el tener todo, sin tener nada. De alguna manera, quiere expresar la libertad.

La casa no se encuentra a la venta y simplemente es una crítica a la sociedad actual y la saturación del mercado. Su inspiración fue una frase de Enzio Manzini.

El papel del diseño, en el futuro, será hacer atractiva a la pobreza.

Casa Básica, como él llama a su proyecto, se ha presentado en diferentes exposiciones al rededor del mundo, incluyendo el MoMA, en Nueva York.