Creo que es uno de los mejores videos que he visto en mucho tiempo, y seguro que eso mismo pensaron los padres de unos gemelos de dos años de edad. Gracias a la cámara de seguridad que tienen instalada en su habitación, pudieron descubrir lo que hacen estos hermanos por la noche:

Como vemos, primero escapan de la cuna sin ningún tipo de problema, para comenzar así una fiesta por toda la habitación. Lo que más gracia me hace es que van moviendo los cojines por todos lados, creando como una montaña gigantesca a la que poder subirse.

Los padres entran varias veces en la habitación, pero parece que ellos no deciden hacerles mucho caso. Estos dos gemelos neoyorquinos se llaman Andrew y Ryan Balkin, y nos queda claro que vienen al mundo a divertirse. Mientras el resto de su familia duerme, ellos prefieren saltar sin parar en cojines y jugar en todos los puntos de su habitación.