Adoro las mochilas. Son perfectas para poder llevar a tus espaldas todo lo que necesitas durante varios días, así que es clave saber elegir realmente la que cumple todos tus requisitos. Hoy les voy a hablar de tres modelos alucinantes, que he tenido tiempo de probar durante más de 15 días.

Todas cumplen dos requisitos clave: son ideales para utilizar en el día a día pero también servirán si las queremos llevar de viaje (dependerá de los días que vayamos a estar fuera). Seguro que alguna de ellas tiene todo lo que necesitas, y algo más.

AER Travel Pack 

Debo comenzar diciendo que mido 1,86 metros, así que puedo asegurarles que estas mochilas también son cómodas para personas “altas”. La Travel Pack de AER es una mochila resistente al agua con una gran cantidad de bolsillos, perfecta para ir al trabajo o llevarla de viaje durante 10 días.

Lo que más me gusta de este modelo es que puede encogerse hasta la mitad, así que ocupará mucho menos aquellos días que necesites menos espacio. Las cremalleras son de una gran calidad, y ese es uno de sus puntos más positivos. Estamos ante una mochila que se siente súper resistente y robusta.

Pueden verla en la primera mitad del siguiente video creado por la marca:

Llaman la atención sus dos bolsillos frontales, permitiéndonos acceder a documentos, etc. de una manera muy rápida. Esto gustará a aquellas personas que no quieren hacer muchos movimientos para acceder a determinadas áreas de la mochila.

En un primer compartimento nos encontramos hasta 5 bolsillos diferentes para colocar desde cargadores, cables, discos duros portátiles, libretas, un e-reader, etc. Esta es la zona que amarán aquellos que les guste tener todo organizado. Velcro, cremallera, y diferentes tamaños, este es el lugar más completo de la AER Travel Pack.

Una de sus principales características es su gigantesco compartimento en el medio para colocar ropa, ya que la mochila se abre en 180º. Esto hace que sea mucho más rápido y cómodo sacar o introducir prendas en este espacio. También existe un lugar para colocar la ropa sucia, y así no mezclara con la que está limpia.

aer travel pack

En la parte posterior se encuentra el hueco para el portátil. Un equipo de 15 pulgadas cabe sin problemas, y hay que dejar claro que se encuentra totalmente aislado y seguro (no llega a tocar la parte inferior de la mochila). Queda espacio para colocar un libro grande, libretas, tablet, un teclado, etc.

Si nos fijamos en el lateral, vemos que existe un hueco para llevar botellas de agua, aunque también podremos utilizarlo para llevar un trípode o un pequeño paraguas (esto sirve para las tres mochilas). En la parte inferior nos encontramos un gran hueco para colocar el calzado, compartiendo espacio con el compartimento de la ropa. Está ventilado, y aislado del resto de la mochila:

Conclusión:

Es una mochila súper cómoda y versátil. Podrás utilizarla para ir a la universidad, estar varios días en casa de tus padres, o comprimir dentro todo lo necesario para estar fuera más de una semana. Se siente muy resistente, está repleta de bolsillos (interiores y exteriores) y tiene un diseño muy cuidado.

Las correas te permitirán ajustarla a tus necesidades, y las asas son realmente cómodas. Si buscas una mochila todotorreno, quizás te conviene pensar en hacerte con esta gran mochila de AER.

Waterfield Bolt

La calidad de los acabados de esta mochila llaman la atención por encima del resto de cosas. Tiene un diseño que nos haría pensar que estamos ante una mochila militar para el desierto, en la que se combina estética y resistencia.

Quizás sea la más robusta de las tres, y esto le permite quedarse completamente en pie sin problemas (algo que agradeceremos mucho). En la parte frontal vemos dos bolsillos con unas solapas imantadas, ideal para poder acceder rápidamente a documentos, llaves, audífonos, etc.

Nuevamente, nos encontramos ante una mochila resistente al agua, y hay que señalar que en la parte trasera tiene un espacio para acoplar un carro de ruedas (ideal si está muy cargada y necesitamos movernos por el aeropuerto, por ejemplo).

Es la más compacta de las tres, pero no te confundas, tiene mucho espacio en su interior. Quizás lo que más me gusta de esta mochila es lo premium que se siente su interior. Todos los compartimentos son súper rígidos, y no sentirás que la mochila se deforma cuando metas tu portátil o tablet.

A continuación pueden ver un video en el que se muestran todos los puntos fuertes de esta genial mochila:

Como vemos, en la parte frontal se ocultan al máximo las cremalleras. Detrás de los bolsillos imantados hay uno oculto con cremallera, ideal para guardar cosas de valor pero al mismo tiempo poder acceder a él rápidamente. Este diseño hace que el frontal de la mochila tenga un carácter único:

Nuevamente, nos encontramos con una mochila que será perfecta para el uso diario, pudiendo almacenar tu portátil, libretas, smartphone, llaves, tablet etc. pero al mismo tiempo tiene la capacidad suficiente para viajar durante varios días. Su tamaño compacto engaña, y en su interior podremos llevar más de lo que creemos.

La calidad de materiales también se refleja en los dos grandes bolsillos que se encuentran en los laterales. Podremos llevar una botella grande y al mismo tiempo llevar al otro lado un pequeño paraguas, trípode, etc. Cuando no los estamos utilizando, su material hace que se queden pegados al cuerpo de la mochila, sin afectar a la estética general de la misma.

Conclusión:

Nos encontramos ante una mochila que apuesta al máximo por la calidad. Su diseño hace que sea inigualable, y es ideal para todo tipo de situaciones. Resistente y elegante. Es la más cara de las tres, pero también parece que será la que mejor resista el paso del tiempo.

La única pega que le veo es que los que somos altos podemos encontrarla un poco incómoda, ya que si la llevas muy cargada se nota el peso a mitad de la espalda.

PX Invisible Backpack

Si eres de los que te gustan las mochilas con un diseño minimalista y único, la Invisible Backpack puede tener todo lo que estás buscando. Para empezar, nos encontramos ante una mochila súper ligera, algo que se agradece al máximo. Tiene una gran capacidad, pero se sentirá más liviana que otras que hayas probado.

Como dice su nombre, todo en esta mochila es invisible. Las cremalleras y bolsillos quedan ocultos a otras personas, algo que te hará sentir más seguro cuando vas por la calle. Tardarás unos días en saber en qué bolsillo has colocado ciertas cosas, pero con el tiempo te acabas acostumbrando a su peculiar propuesta.

En el frontal se esconden dos grandes bolsillos, que se superponen uno encima del otro. En el primero, nos encontraremos dos bolsillos con cremallera, que llegan hasta el final del lateral (sorprendentemente amplios). Sobre esos dos bolsillos se extiende un gran espacio que ocupa toda la parte frontal de la mochila, ideal para llevar una libreta grande, documentos, etc.

El bolsillo que se abre por el lateral contrario es un gran compartimento que ocupa todo el espacio frontal. Podremos guardar un libro o un jersey sin problemas. El único punto que debemos tener en cuenta es que comparte espacio con el otro bolsillo lateral, así que si colocamos muchos bultos de ambos lados pueden acabar ocupando demasiado.

A continuación pueden ver un video en el que se muestra el genial diseño de esta mochila:

Sorprende el gigantesco compartimento al que podemos acceder desde la parte superior. Ahí podremos guardar la ropa necesaria para poder viajar durante varios días. De todos modos, ese espacio es tan grande que podremos utilizarlo para todo tipo de situaciones: hacer la compra, llevar un trípode y varios objetivos, la ropa de hacer deporte, etc.

Es de agradecer que hayan colocado un bolsillo con cremallera, en el que podremos colocar documentos importantes o incluso guardar una tablet, kindle…

Lo más interesante es que en la parte trasera también se esconden dos bolsillos. En la parte izquierda encontraremos el espacio para colocar un portátil, con espacio para guardar sin problemas un equipo de 15 pulgadas. Está acolchado, y se siente bien en la espalda. Sólo tendremos que tener cuidado a la hora de apoyarlo en el suelo.

En la parte derecha encontramos un bolsillo en el que poder guardar una botella de agua o un pequeño paraguas, ya que está recubierto de un material que evitará que el agua pase al resto de la mochila. Estos dos bolsillos creo que son de lo mejor que ofrece esta mochila. Utilidad, discreción y optimización de espacio.

Por último, en la parte inferior encontramos un compartimento en el que guardar el calzado. Hay que decir que este bolsillo comparte espacio con el bolsillo principal que se ve en la parte superior. De todos modos, en este lugar podremos guardar también ropa, el material fotográfico, etc. La decisión es tuya.

Conclusión

La Invisible Backpack es una mochila súper ligera y llena de posibilidades. Además de su diseño alucinante, podrás guardar en ella todo lo necesario para el día a día o pequeños viajes. Las cremalleras están imantadas y se quedan ocultas en el interior de las costuras, ocultando los bolsillos y dándole un aspecto único.

Es tan cómoda que acabarás amándola. El punto negativo es que esa ligereza y comodidad hace que muchas veces se sienta demasiado maleable (no se queda en pie, se arruga y queda rara dependiendo lo que coloques,etc.)