Desde hace algunos cientos de años, la ayahuasca ha sido una parte esencial de la cultura peruana. Tanto es así, que la sustancia atrae a miles de personas anualmente a lo que se conoce como turismo de ayahuasca. Ahora, hay estudios que aseguran haber encontrado propiedades de esta sustancia que podrían beneficiar a las personas con depresión.

La ayahuasca es una droga alucinógena

Si no estás familiarizado con esta droga, debes saber que es una droga que tiene efectos similares a los del LCD y se ha utilizado en América del Sur, especialmente en Brasil y Perú, durante siglos con fines religiosos.

El primer estudio clínico aleatorizado en el tratamiento de la depresión con esta sustancia, ha encontrado que es capaz de mejorar el ánimo de las personas que sufren la enfermedad.

Durante el estudio, los participantes llenaron cuestionarios referentes a su estado de ánimo antes y después de consumir ayahuasca, con un efecto máximo 4 horas después de la toma inicial. Los resultados dejan claro que los beneficios de la droga son superiores a los del placebo.

David Mischoulon del Hospital General de Massachusetts asegura que los efectos a corto plazo de la ayahuasca podrían ser de utilidad en el tratamiento agudo de la enfermedad.

De cualquier forma, habrá que tomar con mucha cautela esta información. Cada año se reportan algunas muertes debido al turismo de ayahuasca, y sus efectos contra la depresión sólo se han observado a corto plazo. Existen métodos mucho más seguros para atacar esta enfermedad en sus etapas agudas.

El mensaje principal no será cambiar el paradigma en el tratamiento de una enfermedad que afecta a 350 millones de personas alrededor del mundo, sino mirar a otras alternativas para intentar mejorar la calidad de vida de quienes sufren esta grave afección.

Fuente: bioRxiv