En 2011, el fabricante de llantas Bridgestone lanzó un modelo de llantas sin aire para autos. Ahora, ha lanzado un nuevo concepto enfocado en bicicletas, las cuales prometen disminuir la energía necesaria para rodar.

Las llantas sin aire podrían ser ideales en las ciudades

La idea mostrada en 2011 estaba enfocada a reducir la fricción de la llanta sobre el pavimento, lo que disminuiría la cantidad de combustible necesario para movilizar el auto que las portare.

Para 2017, han preparado un concepto mucho más viable dedicado al medio de transporte preferido por quienes están comprometidos con el medio ambiente. Mediante resina termoplástica, han logrado que cada uno de los componentes de estas ruedas sea reciclable.

  Bridgestone aseguró que las llantas estarán disponibles en 2019, y que trabajará a toda marcha para implementar la misma tecnología en otros tipos de ruedas.

La pregunta es si serán lo suficientemente económicas como para reemplazar el estándar de hule actual, y cuál será la sensación que tendrá un ciclista al utilizarlas. A primera vista luce como un viaje un tanto agitado, pero es posible que el diseño sea excelente amortiguando irregularidades en el pavimento.

A continuación encontrarás el concepto original destinado para automóviles, lanzado hace seis años, en 2011.