Los amantes de café no podrán negar que entre más grande sea la porción de esta bebida, mejor. De cualquier forma, un artista ha creado la taza de café más pequeña del mundo, y resulta increíblemente atractiva.

La taza de café más pequeña del mundo necesitó un solo grano

Como verás en las imágenes a continuación, esta taza de café es miniatura, pero a diferencia de muchas reproducciones a escala esta sí contiene la bebida real.

Luca Zannoto es el encargado de esta obra de arte, encomendada por Paulig, una firma de café en Finlandia.

La mejor parte de todo es que se trata de un proceso completo. Podemos apreciar desde el molido del grano, vemos cómo llevan a ebullición al agua e incluso utilizan un filtro de papel para vertir el agua sobre el café.

Tendríamos que saborearlo para decidir si se trata de una maravilla para el paladar, pero es seguro que sería una experiencia interesante.

Tal vez esta sea la única vez que apruebe que mi taza de café sea así de pequeña.

taza de café más pequeña del mundo

Lo que más me ha llamado la atención es que Paulig ha recurrido a un artista para crear esta obra. Con su basta experiencia en café parecería obvio que pudieran lograrlo ellos mismos. Sin embargo, queda demostrado una vez más que para hacer las cosas como se debe, con el mejor resultado, hay que recurrir a los verdaderos expertos en la materia.