Cada vez son más los usuarios que buscan diferentes maneras de mantenerse seguros y bajo anonimato mientras utilizan Internet (y con razón). Hay una solución obvia: usar una VPN (red privada virtual). Aquí te traemos tres razones por las que deberías estar haciéndolo.

vpn 2

Una VPN puede mantenerte a salvo

Para la mayoría de los usuarios, es prácticamente imposible evitar el uso de Wi-Fi público. Ya sea en un aeropuerto, una cafetería o la biblioteca de tu ciudad, estos puntos de acceso son peligrosos en términos de seguridad y privacidad. A través de conexiones Wi-Fi públicas, los hackers pueden analizar fácilmente tu información personal.

Sin embargo, con una VPN, todo tu tráfico web se transmite a través de conexiones cifradas (incluso en redes Wi-Fi abiertas).

Red privada virtual: la privacidad va en el nombre

Aquí está una dura verdad: no sólo tu proveedor de Internet puede vender tus datos de navegación a las empresas. Compañías como Google y Facebook siguen cada uno de tus movimientos, manteniendo registros de tus datos que pueden venderse básicamente a cualquier licitador.

Una de las maneras más eficaces y prácticas de navegar de manera anónima no es abrir una pestaña de incógnito (eso sólo evita que se guarde en tu historial), sino utilizar una VPN. Así como las VPN pueden protegerte de hacskers, también harán un cifrado de tu tráfico para que las partes interesadas no puedan ver tu ubicación, el contenido con el que interactúas o los sitios web que visitas.

usar vpn

Las VPN desbloquean contenido georreferenciado

Cuando viajas a otro país, una de las últimas cosas que quiere ver es que tus videos en streaming no han hecho el viaje contigo. Las restricciones de ubicación en servicios como Netflix y Hulu pueden resultar frustrantes, pero las VPN ofrecen una forma fantástica de evitarlas.

Con una VPN, puede establecer tu dirección IP en cualquier ubicación que elijas entre una red de nodos de servidores VPN, “convenciendo” al sitio georreferenciado de que estás en alguna parte que sí permite la retransmisión.

Aunque puedes encontrar opciones gratuitas, te recomendamos que utilices una de pago. Hoy en día son realmente asequibles y muy fáciles de operar.